Mi?rcoles, 09 de enero de 2008



Villafranca del Bierzo

Bonita historia esta..... Le ocurri? a mi amiga ambulant en su primer camino a Santiago.
Gracias por compartirla .

Ocurri? en mi primera peregrinaci?n a Santiago (Astorga-Santiago-Junio-2004).
Fue un camino que, en contra de lo programado, tuve que hacerlo sola.

?


Estando en Villafranca del Bierzo, decid?, antes de salir a caminar, hacer un peque?o recorrido por el pueblo, ya que lo poco que me dio tiempo a ver la noche anterior, fue suficiente para no querer partir sin ver lo bonito que es. Estaba contemplando el r?o que lo atraviesa cuando apareci? un peque?o personajillo que todo juguet?n iba persiguiendo a su amante. Me result? simp?tico y le hice un gesto de acercamiento. Respondi? inmediatamente y decidi? quedarse conmigo. Andaba por la calle como Pedro por su casa y pens? que pod?a ser atropellado, pero yo quer?a entrar en una iglesia un ratito y le dije: Esp?rame aqu? que te va a pillar un coche. Entr? en esa iglesia, era temprano y la iglesia estaba solitaria, solo las monjas la limpiaban y adornaban. Pas? un rato entra?able, al principio una de las monjas me puso mal gesto al ver mi intenci?n de hacer algunas fotos pero al momento entr? otra con cara mucho m?s jovial con la que al instante hubo un intercambio de sonrisas y habiendo observado lo ocurrido con la anterior, con mucha gracia me dijo: Espere un momento que le doy la luz para que pueda sacar mejor las fotos. Sin decirnos nada mas, al salir, su despedida fue: No ir?s sola, nosotras estaremos contigo. Reconozco que me emocion? por la forma con que pronunci? esas palabras.

Sal? a la calle, y cual fue mi sorpresa al ver que mi personajillo estaba all? esper?ndome donde yo lo hab?a dejado. No sab?a ni por donde ten?a que iniciar la ruta, pues los peregrinos ya hab?an salido y no me hab?a preocupado de enterarme, no ve?a ni una sola flecha por ninguna parte. Un simp?tico abuelillo me salud?, charlamos un buen rato, y sin yo preguntar me dio todo tipo de explicaci?n sobre como y por donde iba el camino advirti?ndome lo duro que era el subir por el monte, que seg?n el, era ir a suicidarse. El riesgo me tent? y decid? ir por los montes, mientras mi peque?ito gran amigo me segu?a. Al dejar el pueblo intent? convencer a mi compa?ero que no me siguiese pero no hubo forma de que me obedeciese, a si que antes de darle un castigo dej? que transcurriesen las cosas. La compenetraci?n entre ambos era total, ten?a la impresi?n de que iba dirigiendo mis pasos, siempre avisando de aquello que pod?a ser interesante ver. Se adelantaba unos 10-20m., sal?a unos mts. a la derecha del camino, otros tantos a la izquierda y regresaba hasta m? demostr?ndome siempre su cari?o y su apoyo. No llev?bamos m?s que unos 25cl. De aguay los dos ?bamos secos ya que la temperatura ese d?a era alt?sima y no encontr?bamos ni fuente ni persona ni nada que pudiese aliviarnos nuestra sed, a si que de vez en cuando tom?bamos unas gotitas cada uno. Aprovechaba alguna piedra con peque?a concavidad para darle a el su raci?n. Ten?a algunos comportamientos iguales a dos que conviven conmigo, incluso en su tama?o y su color hab?a cierta semejanza por lo que consegu?a traerlos a mi memoria constantemente y hacerme sonreir. En medio del monte vi que ten?a un n? de tel?fono en su collar y decid? llamar. Sus due?os me dijeron cual era el primer pueblo que me encontrar?a (Trabadelos) y que una vez all? les volviese a llamar para ir a recogerlo ya que era imposible ir en coche por esos caminos. As? fue transcurriendo esta etapa que iniciamos a las sobre las 9 de la ma?ana y llegamos hasta Trabadelos sobre las 15,30 -16 horas. Hab?a ido todo el camino pendiente de encontrar algo para poder sujetarlo cuando lleg?semos a la carretera pues ser?a peligroso caminar con ?l suelto por ella. Ya o?a el ruido de la carretera y no ten?a nada para sujetarlo cuando ?l mismo se fue a la sombra de unos arbustos y fue curioso que justo all? encontramos un joven casta?o sujeto a un tutor con una cuerda. Vi que el casta?o era ya lo suficientemente fuerte como para que ni el viento ni el sol pudiesen torcerlo, a si que desat? la cuerda y la guard? por si la necesitaba. Las primeras personas que encontramos fueron unos trabajadores que echaban cemento en el camino. Recuerdo que pisamos los dos, yo con cuidado y el sin mirar por donde y all? quedaron un poquillo marcadas nuestras pisadas. Esto provoc? la risa de los trabajadores con los charlamos y reimos un buen rato. Fueron tan amables de darnos de su agua, a mi de su propia botella y a mi amigo de la de la obra, que le sirvieron en un cubo. A?n nos quedaba un buen trozo hasta llegar al albergue y la sed volvi?. Al llegar al albergue ped? agua para los dos peregrinos y nos respondieron donde habia una fuente, que nos dirigi?semos all? a beber. Yo beb? bastante pero curiosamente a mi compa?ero le daba miedo beber, a pesar de llevar la lengua hasta el suelo. Nos fuimos a comer a un restaurante y los due?os conocieron al peregrino, ya que eran amigos de sus due?os. Le ped? agua para el y se la pusieron pero este caprichoso peregrino se neg? a tomarla. Pens? que quiz?s poni?ndosela yo se la tomase, as? lo hice y se bebi? ni s? cuanta. Volv? a llamar a sus due?os que r?pido llegaron a por el. Yo hab?a a mi amigo durante todo el camino ?Peregrino? y cual fue mi sorpresa que al bajar del coche la due?a lo llam? Peregrino. A la hora de partir Peregrino, me dio la impresi?n de que no quer?a marchar ya que de un salto se subi? a mis rodillas y su due?a tuvo que cogerlo en brazos para poder meterlo en el coche.

Com? sin poder quitar de mi mente ni un segundo mi peregrino y creo que nunca ha salido de ella.

Al regresar de Santiago con mi familia, ped? que nos desplaz?semos hasta Villafranca del Bierzo pues necesitaba dar un abrazo a ese amigo que hizo que una etapa que pod?a haber sido dura y solitaria fuese tan alegre, tan hermosa y me sintiese tan tan acompa?ada.

Al llegar al domicilio de mi compa?ero estaba en otro lugar. Lo fueron a buscar y apareci? de nuevo moviendo su rabito y tan simp?tico y cari?oso como lo conoc?. Se encaramo en mi regazo y nos dimos un fuert?simo abrazo sin decirnos adios.

S? que an?cdotas como esta todos los peregrinos las vivimos d?a a d?a y que son muchas las que todos podr?amos contar.

Me gust? compartirla con vosotros, espero no haberos cansado.

Nunca te olvidar? mi amigo y compa?ero perrito peregrino.
Ambulant


Marcamar2 Enviado: 05/09/2005 3:19
Bien es verdad que dice el dicho: "No hay amor como el primero".
Ambu, bonita y emotiva historia, ya sabes que me la has contado varias veces, y siempre que te la vuelvo a leer o a escuchar, me emociono. Pero en nuestro Camino tambi?n hemos tenido, an?cdotas con nuestros "otros personajes del Camino , que han sido maravillosas y cargadas de emotividad. Y si no recuerda la mariposa de Montse, el ratoncillo mio, la cabra que nos salud? con sus balidos llegando al r?o Eo, mis chirries (los pajarillos) ....... Y sobre todo....
jejeje , te vas a re?r pero ...?qu? me dices de tu historia con la burrita que nos encontramos saliendo de La Caridad?.
?L?stima que no se puedan poner aqu? las tres fotos secuenciadas que yo te saqu?! Pero son las fotos mas emocionantes y m?s cargadas de ternura de todas las que hicimos, porque son muestra de la amistad y la aceptaci?n de afecto entre un animal y una persona. ??Fue francamente impactante para mi!
Espero que alg?n d?a te animes a relatar tambi?n la historia de "La burrita y la peregrina". Ser?a genial!!
De todas formas, se me est? ocurriendo hacer otro ?lbum de fotos u otro apartado titulado: Los otros personajes del Camino", porque fueron muchos, muchos los animalitos del camino que tuvieron detalles preciosos con nosotras. Un beso,

Carta a una amiga

Una amiga me pregunt? sobre mi experiencia en el camino y esta es la carta que le he enviado, por supuesto no es ni una cuarta parte de lo que pude experimentar en el camino, os la env?o por si teneis curiosidad .?

Si Nuria , hacer el Camino de Santiago siempre es una gran experiencia, ocurren cosas que te sorprenden como por ejemplo encontrarte a una persona que ya habias conocido en otro camino anterior, sabes que supone esto?.... es muy fuerte la verdad, porque hay muchos caminos de Santiago, son muchs...muchisims los kms hasta llegar all? y ademas hay doce meses al a?o con sus 30 dias al mes y sus 24 horas al dia y encontrarte a alguien sentada en un banco, adem?s una persona que vive muy lejos de ese lugar, fuera de la peninsula y la ves all? sentada en Zamora en un banco. Que indice de probabilidad habia de encontrarmela alli???? Parecia que nos estuviera esperando, fu? muy fuerte la verdad y como esto otras experiencias...??

Ver?s perd? por el camino un pendiente de bola de plata que llevaba. , entonces fu? en la proxima ciudad a comprarme unos, pero yo los queria baratitos y que no fuesen de bisuteria (por la alergia y por si los perdia nuevamente) entr? en una joyeria y ped? lo que quer?a, entonces la se?ora nos pregunt? que si estabamos de vacaciones y le
explico que estabmos de peregrinacion, interesandose ella por el tema le explicamos en lo que consist?a. No s? que entendi? la pobre mujer que quiso darnos dinero para un cafe, concretamente dijo " yo quiero colaborar" y se metio dentro sac? dinero y nos lo ofreci? diciendo "para un caf?" ,( para las curiosas les dir? que no cogimos el dinero jejej)
en fin te das cuenta que hay gente buena, esta mujer pensar?a que pasabamos necesidad ...
o yo que s?.


Por los pueblos de castilla, por esas tierras gallegas o asturianas, por aquellos lugares en los que no encuentras ni tiendas porque solo hay cuatro casas y a veces medio derruidas por el paso del tiempo, siempre encuentras alguna persona que te pregunta "necesitas algo?, quieres agua?, sientate aqui a la sombra un rato y descansa.

En todo el camino se respira paz, te lleva a la meditaci?n a desprenderte de tus tensiones de tus preocupaciones. Pero este a?o al llegar a tierras gallegas, tierras preciosas llenas de la grandiosidad de Dios, tierras en las que hay momentos que tienes que pararte y respirar profundo mirar a tu alrededor y piensas "realmente ha pasado por aqui alguna vez el hombre?" te das cuenta que si, que no eres la primera persona que por all? pasa, porque hay una senda, un camino donde no crece la hierba por la constante pisada del peregrino. !!Es maravilloso!!,
....Bueno contin?o.... Nuria, ?sigues ahi? o ya te he aburrido?, ?queria decir que este a?o al pasar por tierras gallegas he visto algo horrible, Montes enteros quemados,... !!Una pena!!. !Madre mia! ?Como puede el hombrer destruir algo tan bello? ?Como puede destruir la vida?, el pelo se me pone de punta.

En medio de esos montes quemados veo como hay una casita, blanca, sin quemar !Cuanto debieron luchar algunos para que esta casita quedara intacta! y es ah? donde veo la esperanza, la vida, en esa casita que no consiguieron destruir , ya que por el esfuerzo y la colaboracion de algunas personas consiguieron salvarla.
Bueno ... no se... seguir?a escribiendo cientos de anecdotas de pensamientos e intimidades que suscita el camino pero no acabar?a nunca. Comprendeis ahora porque cada vez que podemos nos vamos???

Y sobre tu pregunta si que he perdido peso en el camino , siempre pierdo, (menos en mi primer camino)ten en cuenta que todo lo que se ingiere se quema y hay que consumir mucho, sobre todo hidratos de carbono para tener fuerzas y poder caminar durante 6 -7 horas sin desfallecer, con frio calor o lluvia.
Nuria espero no haber estado pesada con mi camino, pero es que soy una apasionada y nada mas me preguntan me pongo de un melancolico...jejejjejejej
Bueno guapa un beso.


Comentarios

A?adir comentario

?

Publicado por Cursilinia a las 0:04 | domingo, 20 de enero de 2008

Qu? hermoso!! Y que bien te expresas?
Yo so?? con hacerlo pero pens? que ya lo har?a
Por eso animo a quien sienta algo por el camino que lo haga?no espere, ni preguntarse el porqu?habr? que hacerlo por algo?? y qui?n sabe si m?s tarde lo podr? hacer?

Publicado por ksoyo a las 23:36 | domingo, 20 de enero de 2008

Cursilinia, nunca se sabe, seguro que alg?n dia lo haras,..... seguroChica, aunque tu ya has llegado a Santiago. jejej

Publicado por Invitado a las 10:00 | martes, 11 de marzo de 2008

Hola, soy Teresa Sako, la del blog patchwork-no-michi. Espero no haber metido la pata al publicar la colcha de Ana Moreno, no quer?a adelantar ning?n acontecimiento...
?Qu? bonito lo del camino de Santiago, mi hermana tambi?n lo ha hecho y me cuenta maravillas. Yo todav?a no he tenido la oportunidad, pero es algo que tengo pendiente, tal vez cuando los ni?os sean algo m?s grandes...
Muchas gracias por visitar mi blog, yo tambi?n te visitar? de vez en cuando. Besos.

Publicado por Invitado a las 10:02 | martes, 11 de marzo de 2008

Hola, soy Teresa Sako, la del blog patchwork-no-michi. Espero no haber metido la pata al publicar la colcha de Ana Moreno, no quer?a adelantar ning?n acontecimiento...
?Qu? bonito lo del camino de Santiago, mi hermana tambi?n lo ha hecho y me cuenta maravillas. Yo todav?a no he tenido la oportunidad, pero es algo que tengo pendiente, tal vez cuando los ni?os sean algo m?s grandes...
Muchas gracias por visitar mi blog, yo tambi?n te visitar? de vez en cuando. Besos.


Publicado por Ksoyo @ 21:06
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por yida2
Jueves, 10 de enero de 2008 | 0:28
!! que duro debe ser el camino pero a la vez que reconfortante !!!Veo que cada paso es un dar sin esperar nada a cambio . Quiz?s en eso ,es d?nde radica su belleza . Es la historia de ambulat y pergrino, D?nde no se neceitan palabra . Donde el silencio habla por si solo. Es la historia de extra?os que el milagro del camino hace que se conviertan en amigos .
Gracias peregrinos por compartir vuestros pasos con nosotros...un beso...
Publicado por Ksoyo
Jueves, 10 de enero de 2008 | 12:58
Yida, veo que estas cogiendo parte de la esencia del camino.....hay otra muy importante que quizas a?n no la he reflejado y es ....."La naturaleza"...
Publicado por Beabo
Mi?rcoles, 16 de enero de 2008 | 0:14
Como me ha gustado esta historia del perrito peregrino. Me ha ido emocionando a medida que la le?a y es que adoro a los animales, sobre todo a los perros y no dejan de demostrar lo estupendos que son. Ese peque??n supo que ten?a que acompa?ar y dar aliento a una persona y as? lo hizo. Que preciosidad de historia!!!
Publicado por Carmen43
Domingo, 27 de enero de 2008 | 20:05
que valor tienes ,subir sola por ese monte ,menos mal que con pererino estabas acompa?ada.
que bomnitos son esos pueblos y paisajes